La cerveza como arma para combatir el calor

Cerveza para el verano

Con el calor del verano que está a la vuelta de la esquina, aumentan las ganas de beber cerveza. Sin embargo, ya no apetece cualquier estilo, ahora buscamos algo refrescante y ligero, que nos quite la sed y que pueda beberse a litros sin correr demasiado riesgo. Si hasta aquí suena bien, no os perdáis esta guía de cerveza para el verano.

Por su relativa simplicidad y facilidad de consumo, las Lager rubias tienen mucha popularidad y son el estilo que mejor representa el verano en España. Puede servirse muy fría, es maltosa, con notas dulces y tiene una carbonatación alta que aumenta su carácter refrescante. Y, aunque sea un terreno aún dominado por el producto industrial, son muchos los artesanos que se atreven con ellas. Os puedo recomendar referencias como Raquera de DouGall’s o Rubia de Arriaca, disponibles en Lupulia. Por su similitud, aunque generalmente algo más complejas mediante notas especiadas, también son perfectas las Ale rubias. Original de Tyris o Rubia de Sanfrutos son dos buenos ejemplos del estilo.

Cerveza para el verano

 

La cerveza de trigo es otro estilo predilecto para combatir el calor. Tienen poco alcohol, una carbonatación refrescante, un punto ácido afrutado con recuerdos a plátano y notas especiadas de clavo y pimienta que dan complejidad al trago. Podemos optar por lo clásico, con Trigo Limpio de Califa, o ir más allá con una IPA a base de trigo como la Kong de Naparbier.

Las Saison o Farmhouse Ale es un estilo que históricamente se producía a finales de la primavera para ser consumido en verano durante la estación de la cosecha y facilitar así el trabajo agrícola. Consiste en una cerveza a base de malta de trigo que resulta refréscate, especiada y notablemente más compleja y fuerte que las anteriores. Además, tiene un final seco que facilita y alarga el trago. Podéis probarla gracias a Flora de Río Azul, una Saison de corte belga con naranjas amargas de Sevilla como añadido.

Ya en un terreno más moderno, hay que destacar las American Pale Ale (APA) como una cerveza que vale para casi cualquier situación. Mantienen una base maltosa pronunciada, a la que además añaden cargas de lúpulo que dan sabores cítricos, herbales, tropicales o resinosos. Son ligeras, de baja graduación y muy fáciles de beber. 942 de DouGall’s o Hop Fiction de La Quince son dos de mis favoritas.

Por último, voy a hablaros de las Session IPA como una variedad de las Indian Pale Ale que se elabora con no más de 3-4 grados de alcohol, pero sin perder ese carácter lupulado exótico, cítrico o tropical. Son frescas, ligeras y podrías beberte unas cuantas sin despeinarte. Dentro de este estilo, destaco la serie Single Hop de DouGall’s, con tan solo 3.7% y con el uso del lúpulo Cascade en su última variedad.

David dela Birra
Sobre David dela Birra 14 Artículos
David de la Birra empieza como un proyecto personal, un archivo fotográfico de las cervezas que iba probando. Sin embargo, pronto descubrí una gran comunidad por y para la cerveza que compartía mi pasión, haciendo que mis ganas de aprender y probar se multiplicasen. Gracias a esta iniciativa tan interesante, vengo a compartir mi conocimiento con vosotros para transformarlo en un bien colectivo y así extender la cultura cervecera. ¡Salud!

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*