Cascade y Mosaic, los reyes de las IPA

Cascade y Mosaic

Actualmente, hablar de IPA es (por fortuna) ya algo normal y hasta cotidiano en la mayoría de cervecerías artesanales en España.

Lo que antes requería algunos minutos (y el relato de la famosa y trillada historia sobre el origen de las IPA y por qué se llaman así), es ahora ya un concepto asimilado y superado en la mente del cervecero en España. Podríamos decir que es un término firmemente acuñado en el acervo de la cerveza artesanal; para bien o para mal, ya que -aunque parezca extraño-, hay quienes no soportan a los que amamos las IPA.

Amar el estilo IPA es -fundamentalmente- amar el lúpulo y sus dos características esenciales: aroma y amargor.

Estas dos características se funden en lo que rápidamente podemos identificar al probar cualquier IPA: su sabor radicalmente distintivo.

Una duda que cualquier cervecero casero tiene en un primer momento es si se puede usar cualquier lúpulo en grandes cantidades para producir una IPA y la respuesta es (como casi siempre en el mundo de la cerveza) que . Sin embargo, la diferencia entre una IPA cualquiera y una IPA que cautive los sentidos de quien la pruebe radica, como señalaba arriba, esencialmente en el sabor.

Existen variedades de lúpulo que son más útiles para sólo aportar amargor (Magnum, por ejemplo, aporta un amargor muy limpio, ya que apenas tiene aroma) y, por el contrario, existen otras variedades que son tan aromáticas que es casi una pena usarlas para aportar amargor: es el caso de variedades clásicas como Cascade o más recientes como Mosaic.

Los aromas de estas variedades de lúpulo son tan potentes y únicos que son reconocidas e identificadas muy rápido por el consumidor.

Cascade es una variedad clásica usada no sólo en las IPA sino también en American Pale Ales e incluso en híbridos como India Pale Lagers (IPL), un estilo que está ganando territorio en el escenario internacional. Su sabor y aroma es claramente floral, con algunas notas de frutas cítricas y ha estado presente en las cervezas artesanales desde los años setenta.

Podríamos decir que Cascade es la variedad veterana de las IPA y personalmente es un lúpulo que disfruto muchísimo y al cual recurro como “territorio seguro” cuando se presenta como alternativa entre cervezas de las que no conozco absolutamente nada.

Al otro extremo se encuentra Mosaic: es una variedad vanguardista por naturaleza, apenas lanzada al mercado en 2012. Sin embargo, su evidente “juventud” no le ha impedido posicionarse como un gigante del aroma en el terreno cervecero.

El principal aspecto que cautiva la atención del consumidor al probar una IPA en la que se haya usado Mosaic es su intenso sabor a frutas tropicales. De hecho, hay cervezas en Estados Unidos que informan en las etiquetas que no se ha usado mango ni papaya en la fabricación de la cerveza, sólo para dejar claro (consideraciones legales aparte) que el sabor y aroma presentes en la cerveza, derivan única y exclusivamente del lúpulo.

Una vez hechas estas consideraciones teóricas, doy paso a la parte más divertida de este artículo: el análisis práctico de todo lo que os he comentado arriba.

Para ello he tenido la dura tarea de beber, estudiar y daros mi opinión sobre 4 IPAs que me han gustado muchísimo (y con la gran ventaja de que todas ellas están disponibles para ser compradas en esta página web).

He elegido las siguientes IPAs en un orden específico para demostrar un espectro de uso de estos dos lúpulos: desde sólo Cascade, pasando por Cascade usado junto con Mosaic, hasta el uso exclusivo de Mosaic.

¡Allá vamos!

 

Sanfrutos IPA

 

 

Sanfrutos – IPA: en esta IPA predominan los aromas y sabores de Cascade y Amarillo (también conocido como “Super-Cascade”). En mi opinión, es como si Sanfrutos hubiese querido enfatizar y resaltar al máximo las características del Cascade y para ello le dio un empujón añadiendo Amarillo. El resultado es genial.

Pero no es todo, además han añadido Sorachi y Centennial, lo que (de nuevo, en mi humilde opinión) se hizo con la intención de crear más complejidad y dar un toque frutal al ya floral aroma de Cascade y Amarillo. Excelente cerveza.

 

 

 

 

Shackeltown

 

 

Mala Gissona – Shackeltown: es una IPA moderadamente lupulada con cantidades de Cascade y Mosaic que son identificables casi a partes iguales (al punto de no estar seguro de si en realidad hay predominancia de una sobre la otra). Es muy fácil de beber y de hecho podría sin problema clasificarse como una American Pale Ale, ya que actualmente el número teórico de IBU (International Bittering Units o Unidades Internacionales de Amargor) no son un factor determinante por sí sólo para la clasificación de un estilo de cerveza. He tenido el privilegio de catarla en el Pub de Mala Gissona en San Sebastián, aunque en botella está muy buena también.

 

 

 

 

 

Caleya – Goma 2 IPA: Aquí ya entramos en el territorio en que Mosaic es usado como lúpulo base, tanto para el amargor como para el aroma y sabor. Al beberla noté que han usado Citra también. En mi opinión, esto se ha hecho para redondear los toques tropicales con un poco de cítrico y dar un sabor frutal más completo, dando la sensación de que lo que identificamos en paladar es algo que conocemos desde hace mucho tiempo.

 

 

 

 

 

mo.sey.ak

 

JabeerIñi – mo.sey.ak (válgase la autocrítica publicitaria): en esta American IPA se usa Mosaic como único lúpulo (es decir, es el responsable exclusivo del amargor, sabor y aromas de esta cerveza). La “magia” de esta IPA radica en el hecho de que el lúpulo es tratado a temperaturas diferentes y con técnicas diferentes durante la cocción y luego en la fase de dry hopping, en la cual la cerveza se deja por 10 días en contacto directo con grandes cantidades de Mosaic a 15ºC), lo que permite “sacarle todo el jugo” a esta exquisita variedad de lúpulo y poder apreciarla en todos sus ángulos y matices, en los que predominan los sabores a mango y fruta de la pasión.

Javier J. Íñiguez
Sobre Javier J. Íñiguez 3 Artículos
Javier Iñiguez (“JabeerIñi”) es un micro-productor y amante de la cerveza artesanal. Su carrera cervecera comenzó en Reino Unido (Escocia específicamente) produciendo cerveza casera como hobby. Su pasión por la cerveza artesanal y su incesante curiosidad pronto le llevó a realizar cursos formales de la mano de grandes empresas como BrewDog, blogs de investigación como Brülosophy y Maestros Cerveceros como Randy Mosher, Dave Law, Drew Beechum y Denny Conn. El gran auge del mercado y de la cultura de la cerveza artesanal en España, junto con sus raíces en Valencia le trajeron de vuelta a casa, estableciendo aquí su empresa: JabeerIñi Brewing Co. Ambicioso y filántropo por naturaleza, mediante sus artículos en este blog pretende contribuir con el enriquecimiento del ya creciente acervo cervecero en España. Cheers n’ beers!

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*