Cómo catar una cerveza artesana

Catar cerveza

Consumir cerveza artesana puede llegar a convertirse en todo un ritual. Al principio puede parecer un mundo inmenso por descubrir, un caos de estilos, sabores y aromas nuevos. Sin embargo, poco a poco, cerveza tras cerveza, todo empieza a cuadrar y antes de darte cuenta ya tienes formada una base de conocimiento cervecero, un glosario de estilos, marcas, maltas y lúpulos.

Lo más interesante de este proceso es aprender a catar lo que bebemos. De esta forma, podemos comparar los sabores y aromas de lo que vamos probando para finalmente conocer nuestros gustos y preferencias.

Lo primero, tras servirla, es hacer un examen visual de la cerveza. Definimos el color y sus tonos, si es turbia o clara y la cantidad y calidad de la espuma, si esta desaparece rápido o si permanece sobre nuestra bebida.

Después nos centramos en el aroma, donde podemos recuperar todo tipo de olores. Lo ideal es separar y distinguir generalmente entre maltas, lúpulos y levaduras. Hay un catálogo enorme de olores por descubrir, para lo que únicamente hay que probar y probar. Frutas tropicales, pino, flores, caramelo, frutos secos, chocolate, vainilla o plátano son algunos de los muchos aromas que podemos llegar a encontrar.

En el tercer paso, tras probar la cerveza, se determina la carbonatación, cómo de viva es la cerveza, y el cuerpo, la sensación que esta te deja al pasar por la boca.

A continuación, vamos a definir el sabor en sí. De nuevo, como con el aroma, hay muchos sabores distintos y conviene volver a separar entre maltas, lúpulos y levaduras. Además de los ya nombrados, y muchos más que quedan fuera de esta lista, podemos llegar a encontrar sabores como pan, galleta, café, chocolate, cítrico, ahumado o frutas negras.

Por último, hago un pequeño resumen de la experiencia general que da dicha cerveza, la comparo con otras del mismo estilo, determino lo bien o mal integrado que está el alcohol y saco posibles defectos como la oxidación o sabores poco familiares y desagradables.

Como ejemplo práctico de esta guía, voy a hacer una pequeña nota de cata de la Porter de Arriaca. Es una cerveza con un color negro opaco y una espuma marrón poco persistente. En aroma predominan las maltas tostadas, el café y algo de caramelo. Tiene una carbonatación baja y un cuerpo cremoso. En boca es dulce, de nuevo con el café muy marcado y notas de chocolate amargo. Es una cerveza bastante redonda, una negra que podemos disfrutar a menudo por su baja graduación.

 

Arriaca Porter

David dela Birra
Sobre David dela Birra 16 Artículos
David de la Birra empieza como un proyecto personal, un archivo fotográfico de las cervezas que iba probando. Sin embargo, pronto descubrí una gran comunidad por y para la cerveza que compartía mi pasión, haciendo que mis ganas de aprender y probar se multiplicasen. Gracias a esta iniciativa tan interesante, vengo a compartir mi conocimiento con vosotros para transformarlo en un bien colectivo y así extender la cultura cervecera. ¡Salud!

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*