El tiempo, la maldición de los estilos lupulados

El estilo IPA y sus derivados (Imperial IPA, Session IPA, New England IPA…) lideran indiscutiblemente el mercado de cerveza artesana. La infinita combinación de lúpulos, aromas y sabores que ofrecen las convierten en adictivas, y esto conlleva una grandísima demanda de cervezas cada vez más lupuladas. Sin embargo, hay que tener en cuenta algo muy importante y que no todos saben, y es que estos estilos se degradan más rápido y tienen un consumo preferente mucho más corto de lo normal.

Seguramente hayáis probado una cerveza lupulada de la que todos hablan maravillas y os haya parecido que resalta más la malta o que tiene poco aroma cuando no debería ser así. Esto se debe principalmente a que la cerveza lleva mucho tiempo embotellada y los aromas y sabores característicos del lúpulo han ido desapareciendo por el efecto degradante de la luz, el calor y el oxígeno. Esto puede variar enormemente entre diferentes cervezas y fabricantes, pero generalmente el consumo ideal de una IPA va desde su envasado hasta pasados tres meses. Personalmente, creo que el punto perfecto está entre tres semanas y un mes de embotellado, cuando la cerveza empieza a equilibrarse ligeramente con las maltas.

Lúpulo

También es muy recomendable conservar nuestras cervezas en frío, ya que se mantendrán en mejor estado durante más tiempo, y evitar que reciban luz solar. Como ya he dicho, esto varía mucho y son generalidades más que datos precisos. Sin embargo, cada vez encontramos más fabricantes de cerveza que indican en sus etiquetas la importancia de beber estos estilos lo más rápido posible y nunca envejecerlos.

Por este motivo, cada vez somos más los cerveceros que miramos la fecha de envasado al comprar cerveza, por lo que es muy importante que los fabricantes la indiquen correctamente en sus botellas y latas, sin códigos imposibles de descifrar.

Por último, como ya es tradición, os voy a recomendar tres cervezas relacionadas con el artículo que podéis encontrar aquí en Lupulia.

Hoptimista de Edge Brewing es una American IPA fresca, cítrica, resinosa, de trago largo y muy equilibrada. Llena de lúpulos americanos.

Edge Hoptimista

 

Panòptic de La Pirata es una New England IPA. Un zumo tropical lleno de mago, piña y cítricos. Muy bien equilibrada con el dulce de las maltas, densa en boca, escasa carbonatación y final amargo.

La Pirata Panoptic

 

Back In Black de Naparbier es una Black IPA donde, además de maltas tostadas y dulces, encontramos lúpulo cítrico y resinoso. Un espectáculo.

Naparbier Back in Black

David dela Birra
Sobre David dela Birra 16 Artículos
David de la Birra empieza como un proyecto personal, un archivo fotográfico de las cervezas que iba probando. Sin embargo, pronto descubrí una gran comunidad por y para la cerveza que compartía mi pasión, haciendo que mis ganas de aprender y probar se multiplicasen. Gracias a esta iniciativa tan interesante, vengo a compartir mi conocimiento con vosotros para transformarlo en un bien colectivo y así extender la cultura cervecera. ¡Salud!

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*