¿De qué está hecha la cerveza?

Lupulo

La cerveza artesana está compuesta básicamente por 4 ingredientes: agua, malta de cebada, lúpulo y levadura, aunque también se pueden usar muchos otros, como son la avena, el trigo, la vainilla o incluso varias frutas para darle un sabor más tropical y cítrico. En este artículo vamos a analizar sus principales ingredientes, pues será en otros donde hablaremos de cómo utilizar los adjuntos en su elaboración.

En primer lugar, el agua representa el 95% de la cerveza, por lo que sus características y cualidades van a definir su sabor. Todo cervecero debe tenerla muy en cuenta a la hora de elaborar la cerveza, usándose aguas blandas para las cervezas claras y aguas duras para las cervezas de color más oscuro.


“El agua representa el 95% de la cerveza, por lo que sus características y cualidades van a definir su sabor.”


 

La malta se obtiene de maltear el cereal de la cebada, aunque también hay otros cereales que se pueden  utilizar (trigo, centeno, maíz…). Maltear consiste en germinar los granos del cereal sumergiéndolos en el agua y después secarlos rápidamente.  La malta va a proporcionar el sabor y el color a la cerveza. Según esté más o menos tostada puede dar un sabor a caramelo o torrefacto. La malta base utilizada en la elaboración es la malta Pale o la Pilsen, la cual compone alrededor de un 85-90% de la malta a utilizar, mientras que el porcentaje restante está compuesto por las llamadas maltas especiales, como es la malta Caramel o la malta Black, utilizada para las cervezas negras como las Porter o Stout.

El lúpulo es una planta trepadora de la familia de las cannabináceas que aporta el aroma y el amargor, asimismo funciona como conservante natural. Hay una gran cantidad de tipos de lúpulo y es cultivado en todas partes del mundo, encontrándose la mayoría de su producción española en León. Algunos de los lúpulos más utilizados para las cervezas de estilo Indian Pale Ale son el Simcoe, Cascade, Centennial o Amarillo, todos ellos lúpulos americanos que dotan de un gran sabor cítrico y tropical a la cerveza. En cambio las cervezas oscuras suelen utilizar lúpulos clásicos ingleses como el Fuggle o Target.

Finalmente, la levadura es un hongo que convierte los azucares extraídos de la malta en alcohol a través de la fermentación. Tanto para la producción de las cervezas Ale como  de las Lager se añade levadura, mientras que para las de estilo Lámbic, originario de Bélgica, no se utiliza, pues fermentan con las levaduras salvajes de la zona en unas grandes “piscinas” abiertas.  Algunas de las fábricas de estilo Lámbic más reconocidas son las clásicas Cantillon y 3 Fonteinen, ambas situadas en Bélgica, aunque a día de hoy son cada vez más las micro cervecerías que se unen a este estilo, incluso algunas americanas que se especializan en él,  y otras que amplían sus instalaciones para poder llevar a cabo este tipo de cervezas juntamente a las Sour, un tipo de cerveza ácido, amargo y agrio. Destacan en este estilo New Belgium, Russian River y Wicked Weed, la cual ha estado esta misma semana en Barcelona elaborando dos colaboraciones con Garage Beer co.  y NaparBCN, las cuales no vamos a perdernos.

 

Jaume Palou Rotger
Sobre Jaume Palou Rotger 9 Artículos
Desde hace un tiempo fabrico junto a unos amigos mi propia cerveza, lo que me ha llevado a adentrarme en este maravilloso mundo de lo artesano.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*