Munich Dunkel

Impresión General: Caracterizada por la intensidad, riqueza y complejidad típica de las maltas Munich más oscuras, acompañada por productos de Maillard. Sabores a corteza de pan intensos, a menudo con dejos a chocolate en los ejemplos más frescos, pero nunca a quemado, áspero o astringente. Cerveza decididamente balanceada hacia las maltas, pero aun así muy fácil de tomar.

Aroma: Dulzor profundo de maltas, rico, elegante, típicamente como a corteza de pan (a menudo pan tostado). Dejos a chocolate, nueces, caramelo y/o toffee son también aceptables, con las versiones tradicionales frescas a menudo mostrando niveles más altos de chocolate. Limpio perfil de fermentación. Es aceptable un leve aroma a lúpulo especiado, floral o herbal.

Apariencia: Cobre profundo a marrón oscuro, a menudo con matices rojos o granates. Espuma cremosa, de clara a color canela. Usualmente clara, aunque existen versiones turbias sin filtrar.

Sabor: Dominado por el sabor suave, rico y complejo de las maltas Munich más oscuras, usualmente con reminiscencias a corteza de pan, pero sin un tostado quemado-duro-a grano. El gusto puede ser moderadamente maltoso, aunque no debería ser exagerado o empalagoso. Pueden estar presentes sabores a suave caramelo, tostados o a nueces. Los ejemplos más nuevos a menudo presentan un carácter placentero a malta y chocolate que no es tostado ni dulce. Los sabores quemados o amargos de las maltas tostadas son inapropiados, así como los sabores pronunciados a caramelo por la malta cristal. El amargor del lúpulo es moderadamente bajo pero perceptible, con el balance inclinado firmemente hacia la maltosidad. El sabor del lúpulo es de bajo a ninguno. Si está presente, debiese reflejar un carácter floral, especiado o herbal de las variedades alemanas. El retrogusto se mantiene con carácter a malta, aunque el amargor del lúpulo puede volverse más evidente con un final medio-seco. Perfil de fermentación limpio y con carácter lager.

Sensación en Boca: Cuerpo medio a medio-pleno, proporcionando una sensación en boca suave y dextrinosa sin ser pesada ni empalagosa. Carbonatación moderada. El uso de maltas Munich tipo continental debiera proporcionar una astringencia agradable, no áspera o punzante.

Comentarios: Las versiones sin filtrar alemanas pueden tener sabor a pan líquido, con una riqueza terrosa y de levadura no encontrada en los ejemplos filtrados exportados.

Historia: El clásico estilo Lager Marrón de Munich, el cual se desarrolló como una cerveza más oscura y con maltosidad más acentuada que otras lagers de la región. Mientras se generaba en Munich, el estilo se volvió popular a lo largo de Bavaria (especialmente en Franconia). Las versionas de Franconia son usualmente más oscuras y más amargas.

Ingredientes Característicos: La receta de granos se hace tradicionalmente con malta Munich alemana (hasta 100% en algunos casos) con el remanente en malta Pilsner alemana. Pequeñas cantidades de malta cristal pueden agregar dextrinas y color, pero no deben agregar un dulzor residual excesivo. Leves adiciones de maltas tostadas (como Carafa o chocolate) pueden ser usadas para mejorar el color pero no deben agregar sabores fuertes. Deben ser utilizados lúpulos alemanes tradicionales y levadura alemana lager. Es frecuente el macerado por decocción (hasta triple decocción) para realzar los sabores de la malta y crear la profundidad del color.

Comparación de Estilos: No tan intensa en dulzor como una Bock (y por ende más fácil de tomar en mayores cantidades). Carece de sabores más tostados (y a menudo del amargor del lúpulo) de una Schwarzbier. Más rica, maltosa y menos lupulada que una Lager Oscura Checa.

Estadísticas Vitales:

OG: 1.048 – 1.056
IBUs: 18 – 28
FG: 1.010 – 1.016
SRM: 14 – 28
ABV: 4.5 – 5.6%

Etiquetas: intensidad-estándar, color-oscuro, fermentación-baja, lagered, europa-central, estilo-tradicional, maltosa, familia-lager-oscura.

Fuente: BJCP, Borrador de la Guía de Estilos 2015

Munich Dunkel