Pilsen / Pilsner

Impresión General: Una cerveza alemana amarga, de cuerpo ligero, altamente atenuada, de color dorado y fermentación baja, que exhibe una excelente retención de espuma y un elegante aroma a lúpulo floral. Chispeante, limpia y refrescante, una Pilsner Alemana que exhibe la más fina calidad de malta y lúpulo Alemán.

Aroma: Carácter rico a malta a grano-dulce, medio-bajo a bajo (a menudo con un ligero carácter a miel y una cualidad a galleta ligeramente tostado), y lúpulos distintivos especiados, herbales o florales. Perfil de fermentación limpia. Puede tener opcionalmente una ligera nota sulfurosa que proviene tanto del agua como de la levadura. Los lúpulos son de moderadamente-bajos a moderadamente-altos, pero no deben dominar totalmente la presencia de la malta. Los ejemplos unidimensionales son inferiores a las más complejas cualidades cuando se detectan todos los ingredientes. Puede tener una nota de fondo muy baja a DMS.

Apariencia: Pajizo a dorado claro, brillante a muy clara, con una espuma blanca cremosa de larga duración.

Sabor: Amargor de lúpulo medio a alto dominando el paladar y perdurando al retrogusto. Moderado a moderadamente-bajo carácter a malta a grano-dulce sostiene el amargor del lúpulo. Sabor a lúpulo bajo a alto, floral, especiado o herbal. Perfil de fermentación limpia. Final seco a medio-seco, chispeante, bien atenuada, con un retrogusto amargo y ligero sabor a malta. Los ejemplos hechos con agua con altos niveles de sulfatos a menudo tienen un bajo sabor azufrado que acentúa la sequedad y alarga el final; esto es aceptable, pero no es obligatorio. Algunas versiones tienen un final suave, con más sabor a malta, pero aún con sabor y amargor evidente, con balance aun hacia el amargor.

Sensación en Boca: Cuerpo medio-ligero. Carbonatación media a alta.

Comentarios: Los ejemplos modernos de Pils tienden a ser más pálidos en color, más secos en el final y más amargos mientras se desplazan de Sur a Norte en Alemania, a menudo reflejando el aumento de los sulfatos en el agua. La Pils encontrada en Baviera tiende a ser un poco más suave en amargor, con más sabor de malta y lúpulo de finalización en el carácter, y aun así con suficiente lúpulo y nitidez de final para diferenciarse de una Helles. El uso del término "Pils” es más común en Alemania que "Pilsner" para diferenciarlo del estilo checo y -algunos dicen- para mostrar respeto.

Historia: Adaptada de la Pilsner checa para acomodarse a las condiciones de elaboración alemanas, sobre todo el agua con alto contenido en minerales y con variedades de lúpulos domésticos. Originalmente elaborada en Alemania a principios del 1870. Se hizo más popular después de la Segunda Guerra Mundial cuando las escuelas cerveceras alemanas pusieron énfasis en las técnicas modernas. Junto con su cerveza hermana, la Pilsner Checa, son los antepasados de los estilos de cerveza que más se producen en la actualidad. El promedio de IBUs de muchos ejemplos comerciales bien considerados ha disminuido con el tiempo.

Ingredientes Característicos: Malta Pilsner continental, variedades de lúpulos alemanes (especialmente variedades tipo Saaz como Tettnanger, Hallertauer y Spalt para sabor y aroma; Saaz es menos común), levadura lager alemana.

Comparación de Estilos: Más ligera en cuerpo y color, más seca, más nítida y más plenamente atenuada, con más de un amargor persistente y con mayor carbonatación que una Lager Pálida Premium Checa. Más carácter a lúpulo, sabor a malta y amargor que la Lager Pálida Internacional. Más carácter a lúpulo y amargor con un final más seco y más nítido que una Munich Helles; la Helles tiene más sabor a malta, pero del mismo carácter que la Pils.

Estadísticas Vitales:

OG: 1.044 – 1.050
IBUs: 22 – 40
FG: 1.008 – 1.013
SRM: 2 – 5
ABV: 4.4 – 5.2%

Fuente: BJCP, Borrador de la Guía de Estilos 2015

Pilsen / Pilsner