Belgian Ale

Impresión General: Una ale belga moderadamente maltosa, algo frutal, fácil de beber, de color cobrizo que es algo menos agresiva en el perfil de sabor que muchas otras cervezas belgas. El carácter a malta tiende a ser un poco a bizcocho con un ligero tostado, similar a la miel o al caramelo. El carácter frutal es notable y complementario al carácter de la malta. El nivel de amargor es generalmente moderado, pero puede no parecer tan alto debido al perfil sabroso de la malta.

Aroma: Moderado a malta, que puede ser una combinación de tostado, bizcocho o nuez, posiblemente con un toque de caramelo ligero o miel. Frutosidad moderada a moderadamente alta con un carácter como a naranja o pera. La intensidad del carácter a lúpulo es baja a moderada (especiada, herbal o floral), opcionalmente mezclada con un trasfondo fenólico a pimienta, especiado. El carácter a lúpulo es más bajo en el balance que la malta y la frutosidad.

Apariencia: Color ámbar a cobrizo. La claridad es muy buena. Espuma blanca, cremosa, rocosa, que a menudo se desvanece más rápido que en otras cervezas belgas.

Sabor: Tiene un sabor inicial suave, blando, con moderado sabor a malta con un perfil variable a tostado, bizcocho, nuez, ligero caramelo y/o notas de miel. Carácter a lúpulo relativamente ligero (medio-bajo a bajo) especiado, herbal o floral. El amargor del lúpulo es medio-alto a medio-bajo y está opcionalmente reforzado por bajas a muy bajas cantidades de fenoles pimentados. Final seco a equilibrado, con el lúpulo cada vez más pronunciado en el retrogusto de aquellas con un final más seco. Bastante bien equilibrada en general, sin un solo componente que sea de alta intensidad; la malta y la frutosidad son más acentuadas inicialmente con un carácter amargo y seco de soporte hacia el final.

Sensación en Boca: Cuerpo medio a medio-ligero. Paladar suave. Nivel de alcohol restringido, cualquier carácter tibio debe ser bajo si está presente.Carbonatación media a media-alta.

Comentarios: Se encuentra comúnmente en las provincias flamencas de Amberes y Brabante. Son cervezas consideradas “para todos los días” (Categoría I). En comparación con sus primas superiores en alcohol Categoría S, son cervezas belgas “de sesión” para beber fácilmente. Nada debe ser demasiado pronunciado o dominante; el equilibrio es la clave. El carácter de la levadura en general es más sutil que en muchas cervezas belgas, con algo de la frutosidad en la dirección del lúpulo.

Historia: Producida por cervecerías con raíces que se remontan a mediados de la década de 1700, los ejemplos más conocidos se perfeccionaron después de la Segunda Guerra Mundial con cierta influencia de Gran Bretaña, incluyendo lúpulos y cepas de levadura.

Ingredientes Característicos: Malta Pilsner o pale ale contribuye a la mayor parte de la receta de granos con maltas (cara) Vienna y Munich añadiendo color, cuerpo y complejidad. El azúcar no se usa comúnmente ya que no se desea una alta densidad. Comúnmente se utilizan lúpulos tipo Saaz, Styrian Goldings, East Kent Goldings o Fuggles. Levaduras propensas a la producción moderada de fenoles se utilizan a menudo pero las temperaturas de fermentación deben mantenerse moderadas para limitar este carácter.

Comparación de Estilos: Bastante similar a las Ale Pálida de Inglaterra (categoría Bitter Fuerte), típicamente con un carácter ligeramente diferente a levadura y un perfil de malta más variado. Sin embargo, menos carácter de levadura que muchas otras cervezas belgas.

Estadísticas Vitales:

OG: 1.048 – 1.054
IBUs: 20 – 30
FG: 1.010 – 1.014
SRM: 8 – 14
ABV: 4.8 – 5.5%

Fuente: BJCP, Borrador de la Guía de Estilos 2015

Belgian Ale